Convivencias 3º ESO

Piraguas, escalada, tiro con arco, gymkanas, senderismo, playa, equitación, bicicleta, fábrica de conservas, paseo en barco… ¡y hasta discoteca! Y es que tres días dan mucho de sí para pasárselo genial. Nuestros alumnos de 3º de ESO pueden dar buena fe de ello ya que no han parado ni un segundo durante su estancia en el Albergue Municipal de Santoña donde, como siempre, nos han tratado de maravilla.
El primer día dedicamos la mañana a visitar la fábrica de conservas “Emilia”, donde gustosamente nos explicaron detalladamente los procesos de elaboración de productos tan deliciosos como la anchoa y el bonito (¡con degustación incluida!). Por la tarde, nos dividimos en dos grupos para realizar piragüismo en la bahía de Santoña, escalada en el rocódromo y tiro con arco. Tras la cena, los monitores del albergue prepararon una gymkana noctura por el pueblo, recorriendo los lugares más emblemáticos del mismo.
Al día siguiente, ya con energías renovadas, nos dispusimos a realizar la ruta del monte Buciero, de 12 kilómetros de longitud. Los más valientes se atrevieron a bajar los más de 700 escalones que serpentean por los acantilados del monte hasta llegar al faro del Caballo, donde pudimos disfrutar de la belleza de este incomparable marco idílico. Lo malo de bajar es que luego… ¡hay que subir! Superado el reto, continuamos con la ruta para acabar en la playa de Berria, donde comimos y dedicamos la tarde a realizar juegos organizados por los monitores. Para relajarnos de tanto esfuerzo físico, nos dimos un baño en la piscina climatizada de Santoña y volvimos al albergue para cenar y reponer energías, pues aún nos esperaba un rato de bailoteo (¡y de futbolín!) en una discoteca de Santoña.
Afrontamos el último día cansados pero ilusionados pues nos esperaba la actividad combinada que pondría el broche de oro para estas convivencias. Empezamos con un paseo en bici hasta el pasaje donde, acto seguido, embarcamos (¡con bicis y todo!) para cruzar la bahía hasta Laredo. Otro breve paseo nos acercó hasta el centro de equitación, donde pudimos disfrutar de un estupendo paseo a caballo por la playa del Regatón. Vuelta a la bici, al barco y al albergue. Tras comer y recoger, nos montamos al autobús, cansados pero satisfechos de haber superado con nota estos tres días tan intensos.

¡Hasta el año que viene!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s